editorjc

Análisis Internacional

ONU movilizada contra Pena de muerte

Por Thalif Deen (IPS)
La polémica por la ejecución del ex presidente iraquí Saddam Hussein generó una movilización en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) contra la pena capital, con llamados a la suspensión de ese castigo.
Italia, nuevo miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, condenó la pena de muerte como un acto “bárbaro” y pretende impulsar una “moratoria universal” a ese castigo en el foro mundial. “Creo que este debe ser uno de los máximos compromisos de nuestros esfuerzos internacionales, porque es urgente plantear una iniciativa para poner fin a la barbarie de la pena de muerte”, declaró el canciller italiano Massimo D’Alema.
Si la iniciativa se concreta, se sometería la propuesta de moratoria a votación de la Asamblea General de 192 miembros, que está profundamente dividida sobre el tema. La cancillería italiana informó que el embajador ante la ONU se reunió con el jefe de la misión de Rusia, que actualmente ejerce la presidencia del Consejo de Seguridad, para explicarle su determinación de lograr que la Asamblea General tome cartas en el asunto, informó la cancillería italiana. Mientras, el nuevo secretario general, el surcoreano Ban Ki-moon, apoyó la petición que realizó la Alta Comisionada para los Derechos Humanos a Iraq de detener la ejecución de los dos ex funcionarios de gobierno de Saddam Hussein, aunque el martes último el funcionario había manifestado una posición ambigua hacia la pena de muerte.
“Obviamente, el secretario general está al tanto del debate sobre una proscripción total de la pena de muerte”, dijo Michele Montas, portavoz de la ONU. “Hasta que la cuestión se resuelva, él respeta la posición de cada estado miembro al respecto”, agregó, confirmando las propias palabras de Ban en su primer día al frente del foro mundial, el martes. Sin embargo, aclaró la portavoz, el secretario general cree firmemente en la sabiduría del Artículo 3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el cual establece que “[t]odo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona”.
La pena de muerte se discutió en la ONU en 1999 y en 2000, pero el tema se archivó sin una decisión. Desde entonces, se ha transformado en uno de los asuntos que más dividen al foro mundial. La Unión Europea, respaldada por varios países de África y América Latina, es una fuerte promotora de la abolición de la pena capital. Por otro lado Estados Unidos, apoyado por varios países asiáticos e islámicos, apoya la pena de muerte. Vanu Gopal Menon, embajador de Singapur ante la ONU, dijo a IPS que, aunque algunos países siguen tratando de imponer sus ideas, la realidad es que no existe un consenso internacional en cuanto a que la pena de muerte sea una violación de los derechos humanos. “De hecho, un gran grupo de países se ha disociado siempre de las mociones de moratoria o abolición de la pena de muerte”, agregó.
En el 61 período de sesiones de la Comisión de Derechos Humanos, realizada en Ginebra en marzo y abril de 2005, 66 países firmaron una declaración conjunta de disociación, en la que dejaron claro que no apoyaban la moción presentada por la Unión Europea y otros miembros sobre una moratoria o abolición de la pena de muerte, recordó Menon. “Para una gran cantidad de países, la pena de muerte es una cuestión de justicia penal. Se impone por los crímenes más graves y sirve para disuadir a potenciales criminales”, sostuvo el diplomático.

Anuncios

5 enero 2007 Posted by | ONU, pena de muerte | Deja un comentario