editorjc

Análisis Internacional

Hugo Chávez y la gira de Bush

Chávez ha consolidado su poder, entre otras razones, pues en vez de tomarlo en serio lo colocaron en el pedestal de” Les Enfants Terrible”, hasta que ya no pudieron reírle sus gracias.
.
Por Alfredo Michelena
A un mes de que Latinoamérica fuera ignorada en el mensaje anual del presidente Bush, sorprendentemente éste anuncia una gira por la región, orientada no a lo comercial sino a “enfatizar su compromiso con los objetivos de libertad, prosperidad y justicia social y a ayudar a que la democracia de beneficios en salud, educación y oportunidad económica”.
Hasta ahora habían ignorado lo político-social, pensando quizás que la Carta Democrática Interamericana y la firma de varios TLC – Centroamérica, Republica Dominicana, Colombia, Perú y Chile- sería suficiente para que la democracia y la libertad reinaran en el continente. Pero la creciente influencia política de Chávez en la región parece haber cambiado esa visión.
Chávez y su revolución bolivariana, tienen una fuerte presencia en el Caribe, a través de PETROCARIBE y una cooperación financiera “audaz” y manirrota. Con países del sur (MERCOSUR) se han establecido nuevas alianzas, utilizando la chequera petrolera, para crear un flujo comercial artificial, aliñado con contratos de obras monumentales y compras de deuda. Además, se ha creado el ALBA, como alternativa al ALCA, al que se han incorporado: Cuba, Bolivia y Nicaragua. Allí Venezuela pone el dinero,” sin compromisos”, en cantidades que superan con creces la que darían bancos multilaterales o privados.
Chávez ha consolidado su poder, entre otras razones, pues en vez de tomarlo en serio lo colocaron en el pedestal de” Les Enfants Terrible”, hasta que ya no pudieron reírle sus gracias.
Esta gira pudiera ser parte de una política dirigida a contener la creciente influencia de Chávez- y Fidel- en la región. Para ello los países a visitar ( México, Guatemala, Colombia, Uruguay y Brasil) son fundamentales. Brasil es clave tanto para asegurar la tesis del canciller brasileño de que “Chávez está bajo control”, como por la concreción de acuerdos para la producción de etanol, como sustento de una política de mayor independencia del petróleo venezolano .
La gira ya tardía sería además insignificante, si sus intenciones no tienen eco en el nuevo congreso demócrata y no puede reorientar su presupuesto hacia la región y competir con la chequera de Chávez.
Sin duda todos gobernantes regionales saben que Chávez es un autócrata, que está hundiendo a Venezuela y que su intención es la expandir su revolución socialista por la región, pero se les plantea el mismo dilema que aquel personaje de Woody Allen, que le decía al siquiatra que su hermano se creía la gallina de los huevos de oro, y el siquiatra le sugirió que lo trajera para curarlo, a lo que el personaje de Allen contestó, ¡No!, si lo cura me quedo sin los huevos de oro.
Si Norteamérica quiere contener a Chávez tendrá que jugar duro, como él, no sólo en lo político sino en lo comercial y financiero, sin aislarlo. La otra opción sería esperar como en Cuba que la crisis interna lo consuma; pero si elijen esta última, es mejor que se ahorren el viaje.
Anuncios

23 febrero 2007 Posted by | George Bush, Hugo Chavez, Latinoamerica | 1 comentario