editorjc

Análisis Internacional

Más Tropas para Irak: El Congreso le dice NO a Bush

José Emilio Castellanos
Editorjc

Setenta congresistas del Partido Republicano se unieron a la mayoría del Partido Demócrata en la Cámara de Representantes de Estados Unidos para rechazar el pedido del presidente George W. Bush de sumar unos 30.000 soldados a los 140.000 ya desplegados en Iraq.

La deliberación, que sumó 48 horas de sesión en los últimos cuatro días, concluyó con una votación de 246 votos a 182 en contra del pedido presidencial.

Este primer pronunciamiento del Congreso, ahora con mayoría de la oposición demócrata, constituye la primera derrota de la Casa Blanca ante el Capitolio Federal en la política adoptada por el presidente George Bush en la guerra de Iraq.

De acuerdo a los congresistas que votaron contra los planes de la casa Blanca, dos de cada tres entrevistados estadounidenses se oponían al plan de Bush.

El próximo paso de los demócratas, y de los republicanos que se le han sumado al rechazo del plan Bush, será la aprobación de un cuerpo de condiciones y restricciones, con efectos prácticos. Ello dificultaría al Ejecutivo elevar el número de soldados en Iraq.

Queda pendiente ahora un pronunciamiento de la Cámara del Senado.

“Este es un proceso en el que vamos paso a paso para presionar al Presidente y a sus correligionarios republicanos en la Cámara de Representantes y en el Senado con el fin de obligarlos a hacer lo que el pueblo estadounidense desea“, afirmó el senador demócrata Chuck Schumer, al concluir la sesión.

No obstante, la resolución aprobada por los representantes es de carácter declarativo y no obliga al presidente Bush a modificar su política. Sin embargo, constituye un repudio sin precedentes a política de la Casa Blanca.

Por su parte el representante John Murtha, veterano de la infantería de marina, condecorado y con estrechos vínculos con el estamento militares, expresó que el gobierno sabe que ¨de ese modo no podrá elevar las tropas en Iraq. No lo podrá sostener si la Cámara de Representantes y el Senado aprueban estas restricciones. El presidente siempre podrá vetarlas, pero entonces no tendría dinero” para financiar la guerra.

El congresista señaló que también pretende el cierre de la prisión de supuestos terroristas en la base naval estadounidense en Guantánamo, Cuba, prohibir cualquier gasto en la instalación de bases militares permanentes en Iraq e impedir un ataque contra Irán sin aprobación del Congreso.

Coincidiendo con la derrota del Ejecutivo ante el Congreso, se anunció la llegada de la secretaria de Estado Condoleeza Rice a Bagdad, en una visita no anunciada con antelación, según la agencia local INA.

Anuncios

17 febrero 2007 Posted by | Bush, Guerra, Irak | Deja un comentario